El cambio siempre comienza en uno mismo

El cambio siempre comienza en uno mismo

lunes, 18 de junio de 2012

Por una Sonrisa...


Tuvimos que esperar a que nos llamaran al lado de Sala Familiares UCI, me fijé en las caras, desencajadas, cansadas, con ojeras, ojos rojos... Me sentía totalmente idenificada con ellos, en su día yo lo agradecí por eso me acerqué y les transmití mis más profundo mensaje de esperanza.

Ingresamos en Cirugía, al lado estaba Lactantes. Esa zona la conocemos muy bien, al dedillo, hemos pasado muchos días con sus muchas noches ahí, el pequeño en la cuna y la madre en un sillón azul. Los ves tan idenfensos, rodeados de sueros y maquinitas, pero a la vez tan fuertes. Ellos son los que le dan fuerza a sus padres y no al revés. Tú sacas fuerzas cuando le miras a los ojos y te dice, sin hablar, quiero salir de aquí, quiero correr, jugar, crecer.

Se lo llevaron a quirófano, espera, más espera y por fin oyes su nombre. Sala de despertar, confirman que todo bien. Y ya subimos a la habitación, entre la anestesia, los calmantes, el dolor y todo eso era más bien un muñequillo de trapo perdido entre las sábanas de una cama que por minuto se hacía más grande.

Por la tarde, no parecía él mismo, con lo activo, travieso y charlatán que suele ser, permaneció recostado sin pronunciar ni una sola palabra. No me daba pena, ni siquiera me preocupaba, pensé que yo seguramente me quedaría 48 horas, pero las demás camas en las otras habitaciones estaban ocupadas por niños que llevaban días, semanas, otros se tendrían que quedar meses. 

Como soy como soy, pues ahí que me puse a hablar con las madres y así fue como me enteré que Luis tiene una enfermedad grave, con recuperación muy muy lenta, que Jaime  con múltiples fracturas craneales por caer de un tractor acababa de salir de la UCI, que Carmen con la vida pendiente de un órgano (me dice su madre: hazte donante de órganos) se pasea con su pijama azul por el pasillo, a Nicolás a  quien su madre le consuela comiéndoselo a besos le acaban de coger la vía y llora con todas sus fuerzas mientras se mira el brazo (le van a operar a corazón abierto) y así mil historias más, en este hospital, en otros hospitales, en todos los hospitales.


Mientras pensaba que las madres (y padres, que después se me enfandan...) además de llevar la situación con fuerza, optimismo y energía tienen que entretener y alegrar a sus hijos, quitarles de la cabeza ese miedo que nosotros mismos sentimos pero nos negamos a que nuestros niños sientan, entró un rayo de luz muy amarillo en la habitación, de súbito el enano se incorporó sonriendole a "Paquicardia", su pluma amarilla se balanceaba al ritmo de sus pasos. Me sorprendió la energia que sacó el renacuajo para disfrutar de la alegría, bromas, entusiasmo de "Paquicardia". Esta excelente "doctora" no sólo consiguió la primera sonrisa del día del pequeño sino que hasta pidiera de comer.

Me alegré mucho, muchísimo, y no precisamente por mi hijo, me alegré por los niños y sus padres. Unos minutos de visita y ya tienes la sonrisa, la alegría, el ánimo para el resto del día. Una foto, un globo, un pequeño regalito y mucho mucho para hablar, volver a sonreir, recordar, recuperar la esperanza.

Los Doctores Sonrisa consiguen alegría donde menos se espera que pueda haberla: La cama de una habitación de hospital.

Esas Risas de Emergencia ponen su granito de arena en la recuperación de los pequeños y el saber llevar de los mayores.


¿Cuántas veces llegamos a casa del trabajo "reventaos", sin ganas de nada, ni siquiera de nuestros propios hijos? ¿Cuántas veces, estamos en un bar, un parque y hasta nos molestan los hijos de los demás? ¿Cuántas veces decimos que no tenemos tiempo para los demás, que ni siquiera tenemos tiempo para nosotros mismos? ¡Primero vamos nosotros!


¡¡Qué mejor trabajo que el que tiene como única remuneración una sonrisa!!

Desde aquí mi pequeño homenaje a todas esas magníficas personas que lo dan todo por una sonrisa.

15 comentarios:

  1. Es admirables el trabajo de todas estas personas de alegrar el día a todos los niños enfermos. Para mi sería muy difícil no por nada sino por que yo soy muy llorona y Me emocionaria demasiado. Un beso a todos

    ResponderEliminar
  2. Querida anónimo, qué pena que no pongas tu nombre pues tus palabras me dejan ver a una persona profunda y muy humana.
    Muchas gracias por tu comentario, un beso grande para tí,

    María

    ResponderEliminar
  3. Es muy de agradecer la cara amable y sencilla que esas personas, en su mayoría voluntarios, nos muestran. Entrar en un hospital no suele ser nada agradable para ninguno, pero saber que a nuestros pequeños le pueden sacar una sonrisa, hace la estancia mucho más agradable.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana ni te imaginas lo que esas personas consiguen, es tan admirable!!! y además que van por todas las plantas encontrándose niños de oncología, enfermedades terminales y demás.
      Sí, gracias que hay gente así!!
      Un beso enorme!!

      Eliminar
  4. Me alegro mucho que lo de tu peque haya ido muy bien. Yo he estado más de una vez visitando a esos pequeñajos y la verdad que algunos son dignos de admirar. Ver como son ellos los que intentan consolar a sus madres para no preocuparles. Los voluntarios que van para sacarle aunque sea una pequeña sonrisa en esos momentos tan difíciles, son también de admirar, porque hacen de tripas corazón y se parten el pecho haciendo lo mejor que saben hacer....Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido anónimo,
      que pena me da que no pongáis el nombre cuando escribis tan humanamente, tan profundo y tan bonito!!
      Sí, es verdad son los "enanos" los más fuertes de todo el hospital, de ellos sacamos la fuerza, la esperanza y la alegría todos nosotros (padres, familiares, trabajadores, voluntarios).
      Un beso fuerte,
      María

      Eliminar
  5. María,
    Qué razón tienes! Qué pena no ser tan fuerte como tú y como ellos. Yo soy una de esas madres caguetas y lloronas. Se me han saltado las lágrimas leyendo tu relato... Espero que todo vaya bien con tus mini-frankfurts ;). Muchos besos a toda la familia.
    Ana Rguez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,
      Muchas gracias por tus palabras y no te creas que todas somos, en el fondo o en la superficie, cagetas y lloronas.
      Tus dos mini-frankfurts la mar de bien gracias a Dios y el frankfurt grande tan estupendo como siempre ;-)
      Ya veo por las fotos de facebook y comentarios que tú, tu barriga y tu enano la mar de bien!!
      Besotes mil,
      María

      Eliminar
  6. Gracias a Dios sigue habiendo personas con corazones que no caben en sus cuerpos, que lo dan todo sin recibir nada economico a cambio, aunque lo que si reciben no tiene precio , ver a sonreir a un niño que sufre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar,

      Todas estas personas que dan sin esperar recibir son las que hacen de este mundo un sitio más humano!!
      Quitando que ningún niño de este mundo debería sufrir en ningún sentido!!

      Un abrazo enorme,

      María

      Eliminar
  7. ¡¡¡Me ha emocionado tu mensaje María!!! Y sí, es una maravilla la labor de esas personas, que dedican su tiempo a sacar sonrisas de los peques y mayores...son realmente admirables.
    Y espero que Antonio ya esté hecho un terremoto de nuevo. Te llamo para que me cuentes.
    Beso enorme,
    Mjoe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Mjoe!!

      Siiii, a éste se le recargan las pilas en 0,2!!
      Un beso,

      María

      Eliminar
  8. Bonito relato, no sé si conoces la película de Robbin Williams "Patch Addams", basada en hechos reales sobre el médico que inventó la risoterapia. Es una historia muy emotiva y con mucho mensaje. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Enhorabuena por este homenaje. Sin duda se lo merecen estos magos de la sonrisa que sana corazones. Me emocionaste.
    Te dejé un premio en mi espacio
    http://www.lagallinapintadita.com/2012/08/premio-libester-blog.html#comment-form

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen hija muchísimas gracias por el premio, por leerme, porque te gustan mis posts y por todo!!
      Un besote

      Eliminar